DIA 8. ACONTECIMIENTOS ENCADENADOS. EL DESPERTAR DE LA CONCIENCIA

8 06 2011

TEORÍA DE LOS SEIS GRADOS DE SEPARACIÓN

Los “Seis grados de separación” es una teoría expuesta inicialmente por Frigyes Karinthy (1930) que se basa en un cuento llamado “Chains”. Consiste en que cualquiera en el globo terráqueo puede estar conectado a cualquier otra persona del planeta mediante una cadena de conocidos que no tiene más de cinco intermediarios interconectados con sólo seis enlaces cada uno: “el mundo es un pañuelo”. Teniendo en cuenta que esta teoría fue expuesta cuando no había ordenadores ni internet (1930), se adelanta a la época y es de rabiosa actualidad. El concepto está basado en la idea que el número de conocidos crece exponencialmente con los números de enlace en la cadena y sólo un pequeño número de enlaces es necesario para que el conjunto de conocidos se convierta en la población humana entera. Un ejemplo actual de este sistema está en los “correos en cadena” donde cada persona conoce de media entre amigos y familiares y compañeros de trabajo o escuela a unas cien personas. Entonces cada uno de esos amigos o personas cercanas se relaciona con cien personas.

Lo que significa que cualquier individuo puede pasar un mail a diez mil personas más con solo un click. Ahora bien, estas diez mil personas pertenecen a un segundo nivel de comunicación del mismo mensaje que pueden comunicarse cada una a su vez con cien personas más, lo que conformaría una red de un millón de personas conectadas en un tercer nivel, cien millones a un cuarto nivel, a diez mil millones a un quinto nivel, a un billón a un sexto nivel. En solo seis pasos y con la tecnología disponible cualquier individuo puede comunicarse con Barack Obama, el presidente de los Estados Unidos, en segmentos concretos de aficiones, como la fotografía por ejemplo. “El problema del pequeño mundo” (Stanley Milgram, 1967, Revista ‘Psychology Today’) acuña la frase “seis grados de separación”: lo que Stanley demostró que cuando pensamos que una cadena funciona al menos con cientos de intermediarios, realmente sólo bastan entre cinco y siete intermediarios como promedio. Como muestra, un botón: la película “Seis grados de separación“, protagonizada por Will Smith, “el espíritu de una época” y su “addendum” para el “despertar de las conciencias” con tus cinco sentidos viviendo el presente en una época decadente en el que todos se “mueven hacia“, sin saber exactamente dónde queda y dónde se dirigen en una “transición del movimiento“. que meramente insufla sus adrenalinas (cyber theory).

1. AUTOCONOCIMIENTO

El autoconocimiento es el conocimiento de uno mismo. Inicialmente el niño no se diferencia de los demás ni diferencia entre otros. Estos dos momentos se producen simultáneamente y tienen que ver con la medida en que sus necesidades son atendidas. A los cinco meses comienza el desarrollo emocional; con la conciencia de sí mismo aparecen los sentimientos de ira y vergüenza. Esta autoconciencia tiene lugar de forma muy temprana.

Empieza a intuirse una conducta intencional, esto es, aquella satisfacción que se obtiene cuando consigue algo que se proponía y frustración cuando no lo consigue. A los ocho meses se reconocen en ciertas imágenes “en vivo y en directo” (son espejo del alma). De los quince a los dieciocho meses hay autorreconocimiento en diferido y comienzo de utilización de vocablos que hacen referencia a sí mismos. A los dos años se autocategoriza en función de su comportamiento (orgullo, culpa) y manifiesta su identidad mediante sus posesiones.

1.1. Didáctica del Autoconocimiento

Justificar o condenar no significa comprender” (Samael Aun Weor). La sabiduría universal pasa por diferentes etapas: la autoobservación, la transformación de las impresiones y el autoconocimiento. En suma, es la transformación de uno mismo; el despertar de la conciencia. Una semilla es capaz de crecer hacia arriba, desde dentro; y capaz de expandir fuertes raíces que cimenten un árbol frondoso. Un edificio crece desde abajo hacia arriba; y cuanto más firmes sean sus cimentos más alto será.

Desde antaño se habla de la transformación del plomo en oro. Hoy en día transformamos nuestro espíritu. Renacemos una y otra vez. Si observamos a nuestro alrededor, en todo existe transformación. La transformación de la mariposa, por ejemplo.

¿Qué realiza esa transformación dentro de nosotros mismos? Es realmente asombroso poder comprender la necesidad de pasar por una transformación. Una transformación que nace dentro de nosotros mismos hacia el exterior, buscando su luz. Es necesario tomar conciencia de nuestra existencia, a cada instante, con impresiones. La ventana de los sentidos nos lleva a la conclusión que lo que para nosotros son cosas reales, para otros no lo es; por tanto, tu información ha de provenir de dentro de tí mismo, de lo más profundo de tu ser.

Sólo así despiertas tu conciencia al aceptar y comprender la vida de una forma nueva. Un elemento de cambio en la entrada de tus impresiones. Como resultado del mismo, en el interior de nuestra Psiquis las señales son distribuidas por lugares inequívocos que evocan antiguas reacciones en la personalidad. Por ejemplo, nos llega la imagen de una mesa a la mente a través de los sentidos, pero no podemos decir que la mesa está en nuestro interior. Hay que percibir lo que dijo con justa razón Kant: “Lo exterior es lo interior“.

El deseo cristaliza la posesión. Nos transformamos en ondas. Nadie puede ver la imagen del árbol en un momento dado, pero el árbol en sí existe. Necesitamos trasformar incesantemente las impresiones, tanto presentes como futuras. La comprensión, como base del amor; por ejemplo.

La comprensión es la base del amor. Coach Ricardo Marín Tälero

Cometemos errores, pero muchos son resultados de la incomprensión. No es todo tan exterior como normalmente se cree. No son más que impresiones internas. Lo que ocupa “La Idea” son conceptos, preconceptos, opiniones y prejuicios; todos de baja calidad.

Indubitablemente la vida de un hombre depende de su pensamiento. Por tanto, hemos de aprender a controlar nuestros pensamientos. Lo que transmitimos, en consecuencia, no deben ser preocupaciones. Cada uno cumple con su deber en su situación interior. Esto es demasiado importante, por lo que conviene imaginar lo que sucede a las personas en cuanto a que cada acción produce una reacción.

Más esta relación de causa-efecto no es sustancial para determinar la esencia humana. Podemos conocernos a nosotros mismos en silencio, en la relajación del entendimiento. Aprender a dar como necesidad de cambiar la forma de pensar. Sin el conocimiento de tí mismo no sabrás si estás dormido o despierto; si escuchas a tu conciencia o no. Si deseas cambiar, cambia tu forma de pensar; pero la tuya propia, no la de los demás.

El viento da un poco de luz sobre el despertar de la conciencia. El viento, en principio, se dirige de un punto a otro. No continúa con sus viejos hábitos, caducos y extemporáneos. Se mueve. La Humanidad, a través de la búsqueda de la felicidad, desea trasformar el plomo en oro del viejo alquimista. Mientras pienses, sientas y tengas las mismas costumbres, tu vida no se moverá.

Debemos desprendernos de esta forma anticuada del pensamiento y movernos hacia las combinaciones múltiples, la lucha de los opuestos, el salmón nadando contracorriente… cualquier cosa que nos libre del movimiento mecánico de la Naturaleza. Con mayor razón ahora que conocemos el quantum. Si cambiamos nuestra forma de pensar con la técnica de la meditación, tendremos un valor agregado que permite soslayar los apegos humanos. El resorte del sonido interno crea estados de conciencia dentro de nosotros mismos y somos nosotros los que, en un momento dado, tenemos que decidir cuál camino tomar; o lo que es lo mismo, qué grado de conciencia debemos adquirir. El “Animal Intelectual” es desordenado y vacío, subimos a una torre para ver la luz, cada una de las partes del Ser puede surgir en la existencia comprendiendo, estudiando, observando todos los niveles de subconciencia de la Mente.

Cristalizar el Alma significa la disolución radical de nuestros horrores internos. No tenemos la verdad de la libertad. Quien es libre asiste a un drama sin actores. Para cambiarnos a nosotros mismos y desintegrar los elementos indeseables que llevamos dentro, aquellos que nos quitan el sueño, nos manifiestan pesadillas reales, hemos de llevar al gimnasio psicológico aquel ambiente de horror. Liberar esa desintegración, reducirla a cenizas, a polvareda cósmica, sólo se puede descubrir apelando al sentimiento.

Lo que nos conduce al autodescubrimiento. Las ideas acechan nuestras propias palabras, nuestros propios pensamientos, nuestras propias emociones. Quedan gérmenes en la pantalla del conocimiento. Estos gérmenes también pueden ser desintegrados y reducidos a ceniza. Y con naturalidad y de forma espontánea, tu lucha consiste, precisamente, en mostrarte tal cual es.

Te ves a ti mismo, en tu crudo realismo. La memoria mecánica da paso al entendimiento. Obviamente en este tercer paso, el autoconocimiento, rompes con el ejercicio autoretrospectivo. Es un escalón más hacia el desarrollo de nuestra Conciencia. La creatividad positiva.

Este ejercicio sólo es una representación de la Mente que podemos practicar diez minutos al amanecer y diez al atardecer, para controlarla y que no vaya como caballo desbocado: no eres tu Mente ni tu Espíritu; eres Tú. La voz del silencio. Limpiar tu Mente de toda basura, de todas las formas mentales, como una representación de una figura en la pantalla, crea la necesidad de controlar los sentidos heredados y organizar la Psiquis mediante procesos cognitivos subjetivos de percepciones sensoriales que nos hacen asomar al mundo como un niño que no ha perdido su capacidad de asombro.

¡Muchísimas gracias por vuestra atención!

¡Desde el respeto hacia el respeto, un cordialísimo saludo para todos y para todas!

RICARDO MARÍN TÄLERO

COACH PROFESIONAL DE AECOP

Barcelona, miércoles 08 de junio de 2011 – 17:58:59 horas.

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

9 06 2011
CARTA PARA GABRIELA « Coaching Instantáneo Autoayuda ®

[…] es de conectar con la gente (lo cual trae remembranzas respecto a mi artículo sobre la “Teoría de los Seis Grados de Separación“), servir al prójimo y la esencia de quiénes somos es, en suma, el Autoconocimiento (lo […]

17 04 2012
El Rol y La Huella | PROCESO PIGMALION

[…] El Ánfora de Felicidad: “Acontecimientos encadenados. El despertar de la conciencia“,  ”Gestionar los estados emocionales ajenos” y “La esencia de la […]

19 04 2012
Desde la perspectiva del Ser | PROCESO PIGMALION

[…] Y te das cuenta (tomas conciencia) que los métodos pueden ser modificados y clasificados, pero el despertar de la conciencia es solo uno y en el momento indicado, según nuestro proceder y nuestra actitud ante la […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: