DÍA 11. EL RECIPIENTE. EL POZO DE LAS EMOCIONES

22 06 2011

CAVANDO HONDO EN EL POZO DE LA INCONSCIENCIA. EL CUERPO HUMANO AL LÍMITE

Los Líquidos y Sustancias que Fluyen. Forjados en Hierro y Bronce

Lista de reproducción: http://www.youtube.com/user/marincuartas#p/c/2833C52965553F10/0/_PPXUjOH4FM 

Lucha vil gusano por tu existencia, que al fin y al cabo vas a parar al pozo de la inconsciencia“, Coach Ricardo Marín Tälero

Los vientos fuertes crean un temporal inestable allí donde nuestras alas parecen quebrarse. Y puede que todo esté en tu contra, más debes continuar ofreciendo lo mejor de ti mismo, sea cual sea la circunstancia vital en que te encuentres, sean cuales sean las emociones que se desprenden. Tu instinto de supervivencia te dice que hay que luchar y mantener tus alas lo más rectas posibles ahora que emprendes la gran altura. Aunque la mayoría de las veces el viento, a esa altitud, descontrola tu ritmo y te lleva en picado hasta que recuperas  el vuelo, y te vuelve a hacer caer resbalando a merced del viento una y otra vez. No hay posibilidad de sobrevivir, más debes seguir luchando y remontas el vuelo una vez más sin conocer dónde te pueden llevar esos fuertes vientos.

Después de grandes luchas contigo mismo, donde pretendes recuperar todo el espacio perdido sin poder volar donde deseas, parece que entras en una fase más tranquila donde sólo tienes que dejarte llevar. Y el viento que antes golpeaba tus sienes hasta parecer romperlas, ahora parece más tranquilo y te lleva a parajes inusitados. Conoces que te lleva la fuerza y la dirección del viento que sopla. Y eres consciente que esta turbonada por donde pasas influye en ti flujos tormentosos, en el que la inercia y la fuerza del planeta te produce una falsa sensación de bienestar. Temiendo por tu vida, calculas cuánto espacio te queda para estrellarte contra el suelo en aquellas áreas costeras y por casualidad ves a otras aves que felizmente dominan los vientos locales al tiempo que inesperadamente las depresiones térmicas te vuelven a sacudir fuertemente y con mayor vehemencia.

Muchas nubes salen a tu paso. Cada vez más densas. La densidad de la temperatura del aire no te favorece. Y de pronto sucede lo inesperado: cuando creías que tus fuerzas te abandonaban y ya pensabas que caer desde una altura tan considerable era estrellarte de lleno con la muerte, los vientos van disminuyendo la velocidad. Y con ello, queda tu vuelo compensado automáticamente por una ganancia de altura.

Pero, a su vez, este movimiento del aire es el resultado del calentamiento entre zonas y capas de vuelo de antaño conquistadas. Y cuando crees sentirte seguro, una extraordinaria velocidad de las corrientes en chorro te elevan a gran altura y a gran velocidad. Eres presa de nuevo del viento sin tener control sobre el mismo y a una velocidad aún mayor que con el viento tormentoso de las turbonadas que te conducen ahora a las corrientes en chorro. Ya hay escasa densidad de aire en la altura donde estás. Te descompones y no alcanzas el equilibrio en tus alas, te encuentras cansado de todo, tus fuerzas debilitadas, con lo cual has de analizar las características de las corrientes en chorro que te sacuden estrepitosamente.

Y curiosamente, es cuando tomas conciencia de que las corrientes en chorro en que circulas a gran velocidad son rápidas y estrechas. Son serpenteantes. Comienzan y se detienen. Y siguen varias direcciones opuestas. Y notas algo a tu favor: la enorme velocidad del viento en chorro se ve compensada por lo tenue y poco denso del aire a gran altura, entonces te compenetras con el viento, lo conoces, disfrutas del vuelo, con el paso del tiempo parece hasta divertido y aprendes a volar a gran altura consciente de tu experiencia.

¡Volemos alto porque podemos, aunque ello signifique perder tus alas!“, Coach Ricardo Marín Tälero 

Sed como el viento, donde las emociones no son lineales, manifiestan turbonadas, corrientes en chorro, vientos locales costeros o montañosos, densidades, flujos, inercias, fuerzas, conocimientos, compensaciones, enormes velocidades, experiencias, satisfacciones…, que puedes controlar mediante tu inteligencia emocional con aquella tenacidad que la vida proporciona incluso en momentos límites y cruciales de tu existencia.

RICARDO MARÍN TÄLERO

COACH PROFESIONAL DE AECOP

Barcelona, 22 de junio de 2011 – 15:41:48 horas

Anuncios

Acciones

Information

2 responses

22 06 2011
richimtg

Mientras preparaba el artículo ni de lejos sospechaba su extraordinaria similitud, una vez terminado, con mi otro artículo intitulado:

“SOLO … … … ¡¡¡CONTIGO MISMO!!!”.
http://marintalero.wordpress.com/2010/01/19/solo-%c2%a1%c2%a1%c2%a1contigo-mismo/

Este último artículo al que hago referencia, ha tenido la inconmensurable suerte de ser tomado en consideraciónpor parte de la información concerniente al acuerdo de colaboración entre la NASA y Disney:

Disney Picks Buzz Lightyear Patch to Fly to Space Station | AboutSpace
http://www.aboutspace.info/disney-picks-buzz-lightyear-patch-to-fly-to-space-station/

24 06 2011
marintalero

Ciertamente, el miedo obstaculiza nuestras emociones hasta tal punto que nos produce infelicidad: nos paraliza. Si elijo ser feliz, nada ni nadie puede oponerse a ello. Suena esto muy rotundo, pero es así. Cuando hacemos caso al miedo, debemos clasificarlo, identificarlo, etiquetarlo a fin de conocer qué clase de miedo es el que obstaculiza mi felicidad. Al seguir al miedo, coseguimos luchar contra viento y marea por nuestra felicidad. Esta bien que tras la muerte nada hay que hacer, pero mientras estemos vivos elijo ser feliz. Hay algunos comentarios sobre este tema que me han causado esta seguridad de hacer caso a nuestras emociones, seguirlas y hallar nuestra felicidad:

http://www.nettby.es/community/thread.php?id=53208&community_id=3377

Un saludo.

Marintaler

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: